VIERNES DE LA SEMANA XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO B

VIERNES DE LA SEMANA XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO B

PALABRAS DEL SANTO PADRE

“¿Qué es el anuncio de Cristo, que no es ni proselitismo ni publicidad ni marketing, y cómo describirlo? Se trata, en primer lugar, de ser enviado, pero no como el jefe de una empresa que busca nuevos socios, sino como enviado a la misión. Y el signo propio de que se es enviado a la misión es cuando se pone en juego la propia vida: el apóstol, el enviado, que lleva a cabo el anuncio de Jesucristo lo hace a condición de poner en juego su vida, su tiempo, sus intereses y su carne. […] La cuestión es ponerse en juego pues este viaje de ir a proclamar el anuncio de la salvación, arriesgando mi vida, -porque me juego la vida, mi carne – este viaje sólo tiene el billete de ida, sin billete de regreso. Claudicar es apostasía. Por eso, un anuncio de Jesucristo con un testimonio coherente -lo que digo lo hago- implica necesariamente poner en juego la vida”. (Homilía desde Santa Marta, 30 de noviembre de 2018)

 

Lectura del santo evangelio según san Lucas 8,1-3

En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, proclamando y anunciando la Buena Noticia del reino de Dios, acompañado por los Doce, y por algunas mujeres, que habían sido curadas de espíritus malos y de enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes; Susana y otras muchas que les servían con sus bienes.

 

Reflexión del Evangelio de hoy

Predicando la Buena Noticia

Qué bonita la mirada, la contemplación y la invitación que nos hace este evangelio. Una maravillosa invitación a caminar juntos con Jesús de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo para predicar la buena noticia, la alegría que el reino de Dios está entre nosotros. Y lo mejor descubrir cómo Jesús sin discriminar a la mujer la une a los doce apóstoles para llevar juntos la Palabra de Dios.

Jesús no deja en un segundo plano a la mujer, ya vemos como María Magdalena tiene la primicia en el anuncio a los apóstoles de que Jesús al resucitado. Tenemos también a Juana mujer de Cuso, que llena de alegría a congela Madre de Jesús en su casa y a María de Alfeo. Esta la valentía de Susana que prefiere morir antes que pecar y negar su amor por Cristo. Y otras muchas mujeres discípulas de Jesús, que gozaban de buena posición y le siguen ayudándole económica y materialmente.

La palabra de Dios se hace inmensa en su grandeza, es un regalo que se nos da para hacerla vida y Verdad. Quizá a veces se nos pueda hacer difícil de comprender la palabra de Jesús, el mensaje que nos quiere transmitir pero es una inmensa riqueza poder alimentarte de la contemplación, profundización y mensaje que otros predicadores nos regalan, dándonos una luz nueva a la Palabra de Jesús.

Jesús con su Palabra nos acompañará para ir caminando juntos y predicar, trasmitir, compartir, contagiar la alegría de la vida.

Monasterio Sta. María la Real – MM. Dominicas – Bormujos (Sevilla)

Parroquia Sagrados Corazones
parroquia.sscc.madrid@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario