MAYO SE LLAMA MARÍA

MAYO SE LLAMA MARÍA

DÍA 10   MARÍA, UNIDA A DIOS EN LA ORACIÓN

La comunicación íntima con Dios tiene lugar cuando la persona humana se abre al infinito en el silencio y en la soledad, aunque desde una honda preocupación por la situación vital. La oración requiere un apartamiento del ruido y un distanciamiento de las preocupaciones de lo material que nos absorbe de ordinario.

Hemos de descubrir la necesidad que tenemos de cultivar esta relación y trato familiar con Dios. Las ocupaciones de la vida no deben impedir el disponer de momentos propios para la oración y la reflexión, la misma vida, los acontecimientos y los hermanos han de estar presentes, como motivo y tema de la misma oración, para que esta resulte auténtica,  eficaz y realista, no alienante.

La Virgen María, sin duda, ofrece un claro ejemplo de comunicación sumisa e íntima con Dios. Su vida quedó penetrada de oración, más aún, la comunicación continua con Dios  la fidelidad a su acción irán configurando su existencia, guiándola.

Ciudad Rodrigo

 

ORACIÓN

María: toda tu vida fue plegaria pura, dirigida al Señor en comunicación amorosa. Eres la Virgen orante, en ofrenda al Dios cercano. Tú intercediste con tu súplica a Jesús en favor de los esposos de Caná; fuiste apoyo, en oración, para la primera Iglesia.

Te pedimos que intervengas en nuestra vida, que sintamos tu poderosa protección y socorro. Eleva siempre hasta tu Hijo, Jesús, nuestras súplicas; haz que hallen conveniente solución y remedio las innumerables necesidades que nos aquejan.

Nos encomendamos, confiados, a tu amor de Madre, y oramos contigo a Jesús . Amén.

Reina de la Paz, ruega por nosotros.

 

Vallecillo (León)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parroquia Sagrados Corazones
mgripa08@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario