MAYO SE LLAMA MARÍA

MAYO SE LLAMA MARÍA

 

DÍA 9   MARÍA, COMPAÑERA DE LA CRUZ

Cristo en el evangelio proclama bienaventurados a los que lloran, a los perseguidos y a los que sufren por su causa. A sus seguidores les pronostica dificultades y problemas en esta vida; incluso, lanza un reto: “El que quiera ser mi discípulo, que tome su cruz y que me siga”.

La cruz simboliza todo lo que es renuncia y sufrimiento. La realidad del dolor tiene importancia decisiva para el cristiano, porque el dolor, el sufrimiento y la cruz están presentes en la vida de Cristo como algo inseparable y que da realce a su entrega; también María como fiel colaboradora suya, participa en su dolor.

La celebración presente nos va a descubrir el sentido cristiano del dolor, al contemplar la figura de María, compañera del dolor y ejemplo de aceptación del sufrimiento, con fortaleza.

 

catedral de Zamora

ORACIÓN

María, tú has sido la única criatura inocente: tus manos sólo repartieron amor y bondad, tus pies sólo supieron recorrer los caminos del bien.

Sin embargo el dolor entró por tus puertas, hirió como espada tu corazón. Supiste aceptar con entereza la parte de cruz que Jesús te cedió. Angustia, incomprensión, dolor y soledad los vives intensamente. Aguantaste a pie firme, la Pasión y la Muerte de tu Hijo.

Tú que tanto sabes de dolores, ayúdanos a entender y abrazar la cruz de cada día. Danos fortaleza, valor y consuelo en nuestras horas de dolor. Contigo alcanzaremos la gloria de tu Hijo. Amén.

Virgen de la Paz, ruega por nosotros.

 

Toro (Zamora)

 

 

 

 

 

 

 

Parroquia Sagrados Corazones
mgripa08@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario