EVANGELIO Martes de la XVIII semana del TO

EVANGELIO Martes de la XVIII semana del TO

EVANGELIO 

evangelio según san Mateo 15, 1-2. 13-14

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y escribas de Jerusalén y le preguntaron:
«¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de nuestros mayores y no se lavan las manos antes de comer?».
Y, llamando a la gente, les dijo:
«Escuchad y entended: no mancha al hombre lo que entra por la boca, sino lo que sale de la boca, eso es lo que mancha al hombre».
Se acercaron los discípulos y le dijeron:
«¿Sabes que los fariseos se han escandalizado al oírte?».
Respondió él:
«La planta que no haya plantado mi Padre celestial, será arrancada de raíz. Dejadlos, son ciegos, guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo».

Dejadlos; son ciegos guías de ciegos

La vivencia de nuestra fe ha de evitar dos extremos. Por una parte, la actitud de quien vive un rigorismo donde se pone el acento en las formas, los ritos. El “cumplir por cumplir”, olvidando el espíritu del evangelio. Por otra parte, está la de quienes viven su fe desde una anarquía donde no cabe ninguna forma, ninguna ley. Entre estos extremos está la vivencia equilibrada de la fe.

Jesús nos recuerda hoy que vivir para “cumplir” ritos, costumbres, tradiciones, dejando de lado el espíritu, trae como consecuencia una vida seca, raquítica.

El contexto es, una vez más, el enfrentamiento con los “fariseos y algunos maestros de ley venidos de Jerusalén”. El origen de la polémica está en el hecho de que los discípulos no practiquen las abluciones rituales. Jesús ahonda en lo que suele haber detrás de muchas posturas de estos “entendidos” de la ley. Han sustituido el mandato del Señor por costumbres y tradiciones humanas, que, con frecuencia, dejan de lado el espíritu que debe estar más allá de esas costumbres.

La actitud de Jesús es la de quien ha venido a poner orden en la relación con Dios. Y en esa relación lo que ha de primar es la interioridad de las personas; ese núcleo donde predomina la verdad de lo que realmente somos. Desde ahí han de surgir los gestos, los ritos, que vienen a expresar lo que hay de verdad en las personas. Ahí comienza la verdadera actitud religiosa del cristiano, del interior. Las formas, aunque importantes, ocupan siempre un segundo lugar porque son solo eso: formas, maneras de expresar lo que hay en el corazón.

San Juan María Bautista Vianney (1786-1859).

Sacerdote francés, mucho más conocido como el cura de Ars. Nació en Dardilly, en las cercanías de Lyon, en 1786. Después de una niñez de ambiente campesino, padeciendo las consecuencias de la Revolución Francesa, concibió a los 17 años el deseo de ser sacerdote. Aprendió a leer y escribir, puesto que no había ido a la escuela, y a los 20 años comenzó por libre los estudios eclesiásticos. Pocos años después, entró en el seminario, pero lo tiene que abandonar porque se le considera incapaz, al estar falto de conocimientos de latín. Sin embargo, superando muchas dificultades, a los 29 años pudo llegar a ser ordenado sacerdote. Tres años más tarde le confiaron la parroquia de Ars, aldea de la diócesis de Belley. El santo, con una sencilla pero activa predicación, con una vida de mortificación apoyada en la oración y la caridad, gobernó y promovió de un modo admirable la parroquia a él encomendada. Estaba dotado de unas cualidades extraordinarias como confesor, lo cual hacía que los fieles acudiesen a él de todas partes para escuchar sus santos consejos. La fama de santo atraía a las gentes; incluso el gran predicador dominico, Lacordaire, fue a escucharle. A los 34 años de llegar a Ars, le nombraron canónigo honorario. Napoleón III le nombró Caballero de la Legión de Honor de Francia. Más de cien mil peregrinos al año visitan la parroquia del Cura de Ars. El humilde y asceta cura de la aldea de Ars, murió en 1859 en este pueblecito, quedando como modelo de imitación por su celo pastoral. En 1925 fue canonizado por el papa Pío XI. Su fiesta se celebra el 8 de agosto

www.mcnbiografías.com

 

 

 

Más…

 

Parroquia Sagrados Corazones
mgripa08@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario