DOMINGO TERCERO DE ADVIENTO

DOMINGO TERCERO DE ADVIENTO

PARROQUIA SAGRADOS CORAZONES

Plaza de los Sagrados Corazones            Paseo de la Habana 31. 28036 Madrid

Teléfono 91 564 79 00                  Correo: parroquia.sscc.madrid@gmail.com

WEB: sscc.es/parroquiasagradoscorazones

Nº 530 – 15 de Diciembre de 2019 –

III DOMINGO DE ADVIENTO / A

«LA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA»

Esta confesión resonaba entre los primeros cristianos como una liberación, una norma moral relativizada y una exigencia de rectitud ante el inminente juicio. El tiempo fue corrigiendo el error de la comunidad apostólica y situando con realismo al creyente ante la historia. La misma confesión ha adquirido así nuevas resonancias.

«Está cerca«. Lo que de Él nos separa no es la distancia del tiempo, ni la magnitud de su grandeza, ni la inaccesibilidad de su misterio, sino la pobreza de nuestra fe. La fe raquítica, los afanes del mundo y de la riqueza, junto con la inconsciencia, son velos que oscurecen la contemplación de la gloria del Señor. Estos obstáculos nos alejan de El, encerrándonos en el egoísmo, la mentira, la insolidaridad o la desesperación.

«Está cerca«. En el pobre y en el que sufre. En los acontecimientos, cuando sabemos vivirlos como estímulos al crecimiento y al amor. En la naturaleza, huella y obra del Creador. En nuestro interior profundo que reclama acercarse a su origen divino por medio de experiencias positivas de paz, de crecimiento, de riesgo justificado, de amor, de gozo, de eficacia.

«Está cerca, pero misteriosamente. Sólo la fe dócil y confiada sabe leer sus mensajes y presencias, a veces tan raras y sorprendentes.

 

PALABRA DE DIOS

 LECTURA DEL PROFETA ISAIAS   35, 1-10

El desierto y el yermo se regocijarán, se alegrará la estepa y florecerá, germinará y florecerá como flor de narciso, festejará con gozo y cantos de júbilo. Le ha sido dada la gloria del Líbano, el esplendor del Carmelo y del Sarón. Contemplarán la gloria del Señor, la majestad de nuestro Dios. Fortaleced las manos débiles, afianzad las rodillas vacilantes; decid a los inquietos: «Sed fuertes, no temáis. He aquí vuestro Dios! Llega el desquite, la retribución de Dios. Viene en persona y os salvará». Entonces se despegarán los ojos de los ciegos, los oídos de los sordos se abrirán; entonces saltará el cojo como un ciervo. Retornan los rescatados del Señor. Llegarán a Sión con cantos de júbilo: alegría sin límite en sus rostros. Los dominan el gozo y la alegría. Quedan atrás la pena y la aflicción.

SALMO  145. R/. Ven, Señor, a salvarnos.

V/. El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente, hace justicia a los oprimidos, da pan a los hambrientos. El Señor liberta a los cautivos. R/.

V/. El Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan, el Señor ama a los justos. El Señor guarda a los peregrinos. R/.

V/. Sustenta al huérfano y a la viuda y trastorna el camino de los malvados. El Señor reina eternamente, tu Dios, Sión, de edad en edad. R/.

LECTURA DE LA CARTA DEL APOSTOL SANTIAGO 5,7-10

Hermanos: esperad con paciencia hasta la venida del Señor. Mirad: el labrador aguarda el fruto precioso de la tierra, esperando con paciencia hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Esperad con paciencia también vosotros, y fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.

Hermanos, no os quejéis los unos de los otros, para que no seáis condenados; mirad: el juez está ya a las puertas.

Hermanos, tomad como modelo de resistencia y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.

Aleluya… El Espíritu del Señor está sobre mí: me ha enviado a evangelizar a los pobres. Aleluya.

 + LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGUN SAN MATEO 11,2-21

En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, mandó a sus discípulos a preguntarle: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?».

Jesús les respondió: «Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven, y los cojos andan; los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los muertos resucitan y los pobres son evangelizados. ¡Y bienaventurado el que no se escandalice de mí!».

Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan: «¿Qué salisteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿O qué salisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Mirad, los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salisteis?, ¿a ver a un profeta? Sí, os digo, y más que profeta. Este es de quien está escrito: “Yo envío mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino ante ti”.

En verdad os digo que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él».

 

RINCÓN LITÚRGICO-

EL SILENCIO LITÚRGICO

 Los silencios juegan un papel importante en la celebración de la Eucaristía, entre otras razones para lograr la plena resonancia de la voz del Espíritu Santo en los corazones y para unir estrechamente la oración personal con la Palabra de Dios,  también para vivir con más intensidad los distintos momentos de la celebración.

En la Eucaristía se señalan varios momentos de silencio. Cada uno tiene su matiz:

Silencio de recogimiento: en el acto penitencial y después de las invitaciones a orar (“Oremos”) para hacernos conscientes de estar en presencia de Dios y formular internamente nuestras súplicas.

Silencio meditativo: al terminar las lecturas o la homilía para reflexionar e interiorizar lo escuchado.

Silencio de apropiación: durante las grandes plegarias, recitadas por el presidente de la asamblea, para interiorizarlas y unirnos a ellas.

Silencio de adoración: antes y después de la comunión para alabar y rezar a Dios en el corazón.

A TENER EN CUENTA

      +Aconsejamos la lectura de la Carta Apostólica Admirabile signum   del  Papa Francisco en nuestra WEB-parroquial

      +    Necesitamos vuestra ayuda para sufragar las obras: Suscríbete o envía tu donativo a la cuenta específica para las obras: ES42 0081 7112 84 0002143626

Parroquia Sagrados Corazones
mgripa08@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario