¡AHORA YA TENÉIS SACERDOTE!: 10 MAYO FIESTA DE SAN DAMIÁN DE MOLOKAI

¡AHORA YA TENÉIS SACERDOTE!: 10 MAYO FIESTA DE SAN DAMIÁN DE MOLOKAI

El día 10 de mayo es la fiesta litúrgica de san Damián de Molkai. No es la fecha de su muerte (15 abril 1889), sino la de su llegada a Molokai (10 mayo 1873) …

El día 10 de mayo celebramos la fiesta litúrgica de san Damián de Molokai. No es el día de su muerte (15 abril 1889), sino el de su llegada (10 mayo 1873) a la isla maldita de Molokai, convertida en cementerio de los muertos vivientes, cárcel natural, entre los infranqueables Pali (acantilados) y la inmensidad del océano, donde eran arrojados los enfermos de lepra de las islas Sandwich.

Así fue la llegada a la isla del joven misionero belga Damián:

El obispo Maigret, Damián y cincuenta leprosos tomaron el vapor Kilauea y desembarcaron en Kalaupapa (Molokai) en la mañana del 10 de mayo de 1873. Un gran número de leprosos los esperaba. El obispo, preentando a Damián, les dice:

‘Hasta ahora, hijos míos, habéis estado solos, pero ya no lo estaréis más. Os presento a un sacerdote que quiere ser vuestro padre para vosotros. Os ama tan ardientemente que por vuestra felicidad y la salvación de vuestras almas inmortales no duda en ser uno más de vosotros y pide vivir y morir con vosotros’.

Así lo relata un periódico de Honolulu con fecha del 17 agosto 1873:

Varias veces habíamos advertido que los pobres leprosos secuestrados en Molokai, donde están sin pastor y sin médico, ofrecían al heroísmo cristiano la ocasión de una hermosa y noble entrega. Nos sentimos felices de poder decir que este héroe ha sido hallado.

Cuando el sábado pasado el Kilauea llegó a Kalavao, Monseñor maigret y el P. Damián, sacerdote belga, descendieron a tierra.

El venerable obispo, avanzando hacia los leprosos, les diriíó palabras de consuelo y les presentó al buen padre, que voluntariamente se ha ofrecido a vivir con ellos y para ellos. El P. Damián ha tomado esta decisión de improviso. No tiene ni techo, ni más ropa que la que los leprosos puedan ofrecerle …

Sin preocuparnos de la doctrina que profese este hombre, nosotros lo decimos muy alto: ¡Es un héroe cristiano!’

Damián contaba 33 años. H llegado a su destino sin retorno.

(Osvaldo Aparicio, ss.cc.; DAMIÁN DE MOLOKAI A TRAVÉS DE SUS CARTAS, pg 56-57)

No hay comentarios

Inserte un Comentario