ADORACION EN TODA LA CONGREGACIÓN ( en la fiesta del Fundador)

ADORACION EN TODA LA CONGREGACIÓN ( en la fiesta del Fundador)

Hoy, a lo largo del día, haremos la Adoración ante el Santísimo todas las comunidades SSCC. La nuestra parroquial la haremos a las 12 del mediodía. Los que queráis uniros, la tenéis en la web. Sentimos no estar con vosotros físicamente, pero a lo largo de esta cuarentena  estáis en nuestro corazón y en nuestra oración.

INTRODUCCIÓN1
¿Por qué recordar cada año al fundador? ¿a penas porque es el fundador y que puso en
marcha nuestra Congregación? Recordamos a cualquier santo por lo que hizo, pero también por
cómo lo hizo y por su vida interna que le llevó a vivir de esa determinada manera. Cuando
recordamos al Buen Padre, revivamos su forma de hacer y de vivir, su entrega arriesgada, su
confianza total en la Providencia.
Cuando nos asomamos a la vida de Pedro Coudrin, no sólo vemos alguien con intuiciones, más                          o menos certeras. Estamos mirando a un auténtico apóstol. Cuando Coudrin empieza a actuar,                          él estaba convencido de que en toda Francia ya no quedaba casi nada en pie de la Iglesia católica.                      Si se puede decir así, su mérito es doble porque se pone en pie a luchar contra un monstruo                              enorme con la única fuerza de su fe en Dios, su única coraza era Cristo.
Pero, además, su forma de llevar a cabo su misión, es todo un libro de aprendizaje para
cada uno de los hermanos y hermanas y laicos que intentamos vivir el carisma de los Sagrados
Corazones. Sería empobrecedor convertir el 27 de marzo en un simple recuerdo. Hoy, en
nuestra Adoración, nos situamos ante un corporal con algunas partículas, en medio de la
estrechez de aquel granero. Nos situamos ante una enorme misión que se nos ha encargado
repitiéndonos sin cesar que todo esto es “La obra de Dios”.

EXPOSICIÓN: Canción ADORO TE DEVOTE2
ESCUCHAMOS LA PALABRA
“Quien ame a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí: quien ame a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí.
Quien no tome su cruz para seguirme no es digno de mí. Quien se aferre a la vida la perderá, quien la pierda por mí la conservará. Quienos recibe a vosotros a mí me recibe; quien me recibe a mí recibe al que me en-
vió. Quien recibe a un profeta por su condición de profeta tendrá paga de profeta; quien recibe a un justo por su condición de justo tendrá paga de justo. Quien dé de beber un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por su condición de discípulo, os aseguro que no quedará sin recompensa” (Mateo 10, 37-42)

1 Si tenemos ocasión, Podemos adornar el altar con una caja o algo que recuerde el granero y un corporal.
2 Esta oración de Tomás de Aquino se ha cantado durante muchísimo tiempo en las comunidades religiosas. Creemos que recoge bien la sensibilidad del Buen Padre orante.

MEDITACIÓN

MEDITACIÓN3

“El último trazo que quisiéramos destacar en Pedro, es su estilo personalísimo de ser Fundador y Superior de la Congregación. Sin duda tenía un carácter de líder y de persona dotada
por la naturaleza para ejercer la autoridad. Lo que está más fuera de lo común, es el modo cómo realizó es misión de crear y gobernar su comunidad.
Hay que anotar, antes que nada, que jamás se sintió dueño de su comunidad, sino modesto servidor suyo. Su Congregación clandestina que debía evitar todo signo exterior de su
presencia, siempre fue para él “L’Oeuvre de Dieu”. Nunca pensó que su vocación de fundar hubiera dado a sus ideas personales la categoría de voluntad de Dios. Al contrario, la necesidad de
hacer el querer de Dios, lo mantenía siempre abierto a sus insinuaciones.
Para servir las exigencias del designio misterioso de Dios, él cuanta mucho más con la
gracia de Dios que con los talentos de los hombres. Los mensajes carismáticos que recibía de
Enriqueta Aymer tuvieron para Pedro Coudrin una gran importancia.
Dentro de esa perspectiva, gobernó siempre con seguridad y firmeza, pero nunca con
dureza. Desde luego, porque siempre se consideró integrado a su comunidad como uno de tantos
hermanos, sin aprovechar nunca del poder para reservarse privilegios. Al contrario, como por
ejemplo en Troyes, escogía la peor habitación para él. Como si se hubiera quedado con una
misteriosa nostalgia de su primitivo granero. Sobre todo, en Rouen y en Troyes, en su cargo de
Vicario General, se considera un poco en el destierro. Si lo aceptó fue únicamente por el bien de la
Congregación y como un servicio a la Iglesia.
Su gobierno fue siempre bondadoso. Siempre tenía presentes a las personas. No hay duda
de que poseía un don muy especial para acoger a todo el mundo y hacer sentirse a cada uno muy
a sus anchas con él. En sus cartas, era frecuente que nombrara a cada hermano o hermana y que tuviera una
palabra especial para él o ella. Nunca hacía sentir a las  personas                         

el peso o las aristas cortantes de la institución pero sí las exigencias de la comunidad fraterna. No se cansaba de repetir: ¡Quiéranse!
Impulsado por la Providencia a crear una comunidad religiosa nueva, en las condiciones de la clandestinidad más estricta que imponía la circunstancia del Terror, recibió el carisma de crear comunión entre
personas. Sin poder recurrir a ningún elemento visible,
que pudiera delatar su intención, supo hacer que la
comunión de fe, de esperanza y de amor, sustituyera con
ventaja a la disciplina exterior. Supo presidir la caridad y
arrancó espontáneamente el título de Buen Padre”.

3 Pioneros, Cuadernos Sagrados Corazones 2, Madrid 2001, página 52.

COMPARTIR: oración, petición, acción de gracias…PADRE NUESTRO
BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO
RESERVA
ORACIÓN FINAL (todos juntos)
Dios, Padre nuestro:Te damos gracias por la historia
de nuestra Congregación de los Sagrados Corazones.
Durante todo este tiempo, día a día,
no has cesado de manifestarnos tu Providencia;
Nos has conducido como de la mano.
Envía una vez más tu Espíritu sobre nosotros hoy.
Que seamos en todos los lugares, países y pueblos
verdaderos testigos de tu amor de ternura y de misericordia
manifestado en tu Hijo Jesús.Asemeja nuestros corazones y comunidades
a los corazones de Jesús y de María
para que podamos, en fidelidad a nuestra historia,
inventar caminos de porvenir y dar vida siempre y en todo lugar.
Amén.
SALVE REGINA o “Gratias infinitas

 

Parroquia Sagrados Corazones
mgripa08@gmail.com
No hay comentarios

Inserte un Comentario